Trabajar desde casa y hacerlo a gusto


En la última década, el número de empleados móviles incrementó más del 100 % (algo que no tendría que sorprender si tenemos en cuenta el gran número de mejoras en tecnología que afloraron en ese mismo período de tiempo). El teletrabajo ofrece excelentes ventajas, tanto a las compañías como a los trabajadores, con una mejor conciliación de la vida laboral y personal. No solo eso, según una encuesta de Gallup realizada en 2015, los teletrabajadores son más propensos a implicarse más en sus trabajos, y una mayor implicación puede llevar a una mayor rentabilidad, productividad móvil, implicación de los clientes y otros resultados empresariales positivos.

Pero los equipos móviles tienen sus propios problemas. Al frente se encuentra la desconexión que se produce de forma natural cuando los miembros trabajan separados del resto del equipo. En ocasiones, puede que los teletrabajadores no solo se pierdan relaciones más estrechas con sus compañeros, sino que tampoco obtengan la experiencia de cultura de la oficina y puedan perderse fácilmente anuncios importantes. Según un estudio reciente realizado entre teletrabajadores a tiempo completo en una agencia de viajes china, incluso se demostró que los trabajadores móviles tenían hasta un 50 % menos de probabilidades de recibir promociones. Si formas parte de una plantilla móvil, estas son algunas acciones que puedes realizar para que tu experiencia sea lo mejor posible:

none

Seis tipos comunes de trabajadores remotos

Los empleados que trabajan de forma remota tienen distintas necesidades, obtén información sobre cómo adaptarte a ellas

Descargar el e-book gratuito
  • Comunícate, comunícate, comunícate: aunque los teletrabajadores siguen con frecuencia sus propias programaciones (como dos horas para comer que puedan recuperar más tarde, o tomarse un descanso para recoger a los niños de la escuela, por ejemplo), es importante informar a tu equipo si no vas a estar en tu escritorio durante un período de tiempo prolongado. De esta forma, sabrán cuándo volverás en caso de que tengan algo urgente. Los equipos trabajan mejor cuando los miembros saben lo que pueden esperar de cada uno.
  • Siempre cumple tus fechas límite: esto no haría falta decirlo, pero es importante asegurarse de que no te relajes. Según la encuesta de Gallup mencionada anteriormente, la productividad al trabajar desde casa es, como mínimo, tan buena como la productividad en la oficina, si no es incluso mejor. No te conviertas en una de las causas por las que tu jefe o tus compañeros pierdan la fe en el sistema.
  • Usa toda la tecnología disponible: aunque no hay duda de que el correo electrónico mantiene su lugar, otra tecnología (como la mensajería instantánea, conferencias, etc.) te ayudará a conectar con los miembros del equipo en el momento. Como no puedes pasarte por el escritorio de un compañero ni ver a los miembros del equipo junto al refrigerador de agua, necesitas aprovechar cualquier oportunidad que puedas para crear conversaciones y colaboración siempre que sea adecuado.
  • Visita o trabaja en la oficina de forma periódica: muchos trabajadores remotos no viven lo suficientemente cerca como para visitar la oficina cada semana, pero (según tu rol) el tiempo que pases de forma periódica en la oficina será esencial para la cohesión del equipo. Necesitas discutir con tu supervisor qué frecuencia sería “suficiente”, pero te sorprendería saber cuánto ayuda verte en persona de vez en cuando. Cuando los compañeros pasen tiempo contigo en persona, les resultará más fácil comunicarse contigo online o por teléfono cuando necesiten charlar sobre un problema o un proyecto.
  • Establecer relaciones con compañeros que te puedan mantener informado: incluso si solo visitas la oficina de forma ocasional, es probable que te pierdas noticias o información cuando no estés allí. Ponte en contacto de forma periódica con los amigos de la oficina, que te mantendrán informado de todo lo importante, incluso de un cambio en el estado de ánimo o la cultura de la oficina.

Pero tener éxito no solo depende de los empleados móviles. Las compañías pueden ayudar a sus teletrabajadores a mejorar su implicación con todo el equipo si se implementa un aprendizaje adecuado, se usa software de colaboración que permita el uso compartido de archivos, y se garantiza una seguridad adecuada en los dispositivos móviles para que los equipos móviles tengan el mismo acceso que todos, sin importar desde dónde trabajen. Además, programar videoconferencias de forma periódica garantiza tener un tiempo cara a cara, lo que puede tener implicaciones importantes en una situación de teletrabajo. Cuando los teletrabajadores se sienten que forman parte del equipo, es más probable que estén satisfechos e implicados en su trabajo (un hecho que beneficia a todas las partes).

surface laptop con word abierto

Empezar a usar Office 365

Es el Office que conoces, con herramientas que te ayudarán a trabajar mejor en equipo de forma que puedes aumentar tu productividad, en cualquier momento y en cualquier lugar.

Comprar ahora